jueves, 3 de noviembre de 2011

Cordón del tragaluz de tus tobillos,
cinturón de esperanza en tus talones,
telaraña que besa los rincones
donde vagan mis ojos amarillos.

Marinero en la proa de tus caderas,
voyeur en la cubierta de tu falda,
timonel en la curva de tu espalda,
pirata despojado de banderas.

Apátrida en la cárcel de tu pecho,
presidiario en el sol de tu mirada,
carámbano de hielo en esa roca.

Felino de tus labios al acecho,
cautivo de mi pluma enamorada,
mercenario en el puerto de tu boca.

© Alejandro Frías

No hay comentarios:

Publicar un comentario